Trastornos de la Conducta Alimentaria

 

Anorexia nerviosa, bulimia, ingesta compulsiva, obesidad..son algunos de los diferentes tipos en los que podemos clasificar dentro de este trastorno. Estos rasgos suelen ser comunes en la mayoría de los casos : sentimientos de culpa, dificultad para manejar la frustración, baja autoestima, desórdenes en hábitos de comida, problemas sociales, alteraciones emocionales, ansiedad, depresión.

La explicación de cada apartado sería muy extensa, así que a continuación proponemos unas pautas generales comunes en el tratamiento: bajar los niveles de ansiedad, eliminación de pensamientos obsesivos, eliminar la práctica de rituales, minimizar el riesgo de aparición de crisis puntuales, imposibilitar la práctica de conductas restrictivas, mejorar las relaciones entre paciente y familiares.

Es recomendable la colaboración con psiquiatras y tratamientos farmacológicos así como tratamientos de otros posibles trastornos asociados como ansiedad, depresión...

Describimos a continuación algunos de los tipos más comunes:

 

Anorexia

Es aquel trastorno alimenticio caracterizado por una pérdida significativa del peso corporal (superior al 15%). El adelgazamiento se consigue supliendo o reduciendo el consumo de alimentos especialmente los que engordad y con cierta frecuencia mediante vómitos auto inducidos, uso indebido de laxantes, ejercicio físico desmesurado, consumo de productos para adelgazar y diuréticos. Algunas de las características más importantes son:

-Rechazo a mantener el peso corporal igual o por encima del valor mínimo normal considerando la talla y edad

-Miedo intenso a ganar peso o convertirse en obeso

-Alteración de la percepción del peso o silueta corporales

-Presencia de amenorrea (ausencia de menstruación)

 

Influyen varios factores en la aparición de la anorexia, como la presión cultural por la delgadez, fobia a incrementar el peso, resistencia a convertir en adultos...Es un trastorno muy peligro porque puede llegar a producir la muerte si no se detecta a tiempo. Es necesario la intervención psicológica, muchas veces en grupos de apoyo.

 

Bulimia

Está caracterizado por la presencia de episodios críticos en los que la persona afectada ingiere cantidades de alimento significativamente superiores a lo que es normal. Esta ingestión se lleva a cabo experimentando al mismo tiempo la sensación de pérdida de control sobre la misma. Los atracones se acompañan de ciertas prácticas destinadas a compensar sus efectos sobre el peso como los vómitos, uso de laxantes, diuréticos, ejercicio excesivo...En muchos de los individuos que tienen este trastorno hay un aumento de la frecuencia de los síntomas depresivos y/o trastornos de ansiedad.

 

Obesidad

Se define como una acumulación excesiva del tejido adiposo que se traduce en un aumento del tejido corporal. La obesidad es un desequilibrio entre la cantidad de energía que se ingiere y que se gasta. Es el aumento del 20% más del peso corporal en relación con la talla. Algunas de las características principales son:

-Sentimientos de culpa en relación con la imagen o conducta alimentaria

-Dificultad para manejar la frustración

-Disminución de la autoestima y distorsión de la imagen corporal

-Falta de discriminación entre las respuestas emocionales y hambre

-Estados de depresión y/o ansiedad

-Pueden tener asociados otros problemas: diabetes, hipertensión...

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.