Terapia de Pareja

 

En este tipo de terapia de pareja realizamos sesiones individuales analizando tanto problemas individuales como aquellos propios de la pareja. Y por otro lado, cuando lo estimamos oportuno se realizan sesiones psicológicas de la pareja en conjunto. Es un método muy efectivo y con alto grado de casos de éxito.

 

Dependencia emocional

Cada vez con mayor frecuencia es demandado este tipo de terapia, ya que existe mayor conciencia de él. Muchas personas generan un vínculo excesivo con su pareja sentimental que les llega a degradarse y bajar su autoestima. Es muy importante ser consciente de este hecho en primer lugar para poder analizarlo previamente y tratarlo.

 

Psicosexología

Los problemas en la relación sexual suelen ser uno de los motivos más frecuentes por los que asisten a terapia una pareja, y los motivos pueden estar reflejando un problema de fondo en la relación de pareja o simplemente la rutina, la ansiedad, circunstancias familiares..

Es necesario analizar cada caso y contar con el apoyo de la pareja. En algunos casos, uno de los miembros de la pareja sufre una disfunción sexual, y trabajamos con esa persona en sesiones individuales, y posteriormente en las sesiones en conjunto con la pareja tenemos una visón de apoyo y unión, ya que aunque lo sufra uno sólo, la pareja es compartir y sentirse apoyado buscando soluciones es fundamental.

 

Problemas de infertilidad y reproducción asistida

El campo de la psicología reproductiva es relativamente nuevo, hará aproximadamente una década que se comprobaron los resultados positivos de realizar una terapia psicológica que apoye en proceso médico en caso de la reproducción asistida.

Se considera infertilidad en aquellos casos en los que tras mantener relaciones sexuales regulares sin protección durante un año, no se ha conseguido el deseado embarazo. Desde la psicología reproductiva evaluamos los pensamientos, sentimientos y conductas negativas derivadas de este hecho al asumir que uno de los miembros de las pareja o los dos, no son tan fértiles como pensaban. Además, realizamos una comunicación preventiva, ya que en la mayoría de los casos no se habla del tema para no molestar al otro miembro de la pareja y ocultar sentimientos de culpa o vergüenza por no conseguir algo que parece tan natural como tener un hijo. Si la pareja ha dedicado someterse a técnicas reproductivas, como fecundación in vitro, estimulación ovárica, inseminación artificial, etc., acompañamos durante este proceso teniendo en cuenta la prevención del estrés, expectativas irreales, pensamiento negativo, depresión... Asesoramos para que exista buena adherencia al tratamiento médico, trabajando en conjunto con otros profesionales médicos. Está demostrado que reducir estados de ansiedad y depresión mejora la respuesta al tratamiento médico, aumentando la probabilidad de éxito y embarazo.

 

Problemas de comunicación. Resolución de conflictos

Este es uno de los grandes problemas de toda relación de pareja y nosotros tenemos varios programas para orientarles a desarrollar una habilidad comunicativa clara y efectiva. En paralelo y muy asociado a este problema existe otro, el de no saber solucionar conflictos adecuadamente. Estos dos tipos de entrenamiento combinados con el control de emociones negativas como ansiedad y depresión que subyacen en todo conflicto constituye una terapia muy eficaz que mejora la relación de pareja.

 

Infidelidad. El perdón y la restauración de la intimidad

Una vez producida la infidelidad y si ha sido descubierta o confesada, la pareja debe tomar una decisión importante si perdona esta infidelidad o si decide romper definitivamente con la pareja. Son muchos los casos y las causas por las que se ha producido este distanciamiento y debe ser valorado. El caso de que la pareja haya decidido darse una segunda oportunidad, es aconsejable que pidan consulta psicológica para hacer frente a este gran paso en su relación. Factores cómo el temor a que se produzca otra vez esta situación, los continuos reproches, son situaciones negativas que no favorecen el surgimiento de la nueva relación de pareja.

Enseñamos un programa específico para que se produzca el perdón y la restauración de la intimidad, que no sólo es aplicable a casos de infidelidad, sino también a casos de conflictos no resueltos y de alejamiento de la pareja.

Curar un corazón roto es difícil, de forma involuntaria, muchas veces las parejas se hieren entre sí por distintas formas de pensar y actuar. El resentimiento que provoca vivir recordando hechos negativos no es lo más adecuado en una relación de pareja. La necesidad del perdón se hace presente está claro. Entendemos el perdón como una decisión que consiste en renunciar a un derecho real o percibido de cobrarle una deuda a alguien que nos ha hecho daño, es una deuda cancelada. Es importante distinguir entre castigo y consecuencia. La renuncia del derecho al castigo, no quita que le haga ver a su pareja las consecuencias de su comportamiento. Al mismo tiempo, los dos aceptan una responsabilidad con la pareja, la responsabilidad de subsanar los motivos por los que se alejaron, la responsabilidad de analizar los motivos porque ocurrió el daño y de buscar soluciones para que no vuelva a ocurrir, la responsabilidad de cuidar el uno del otro.

La confianza se vuelve a construir entonces y poco a poco la relación se restaura y la pareja resurge.

 

 

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.