Terapias Familiares

Según la Declaración Universal de los Derechos Humanos es el elemento natural, universal y fundamental de la sociedad, tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

 

Este concepto de familia que está tan claro según la Declaración Universal de los Derechos Humanos, tiene muchos matices dependiendo de factores sociales, culturales, económicos y afectivos.

 

La familia nuclear está constituida por los padres que tienen una relación de pareja y por sus hijos. Sin embargo, en nuestra sociedad actual existen muchos tipos de familia. Una pareja comprometida sin hijos es una familia. Un padre separado de sus hijos sigue teniendo una familia con sus hijos y con la madre de ellos, aunque ya no son pareja. Los hijos de una pareja que ya tuvieron en otra relación anterior, también se pueden considerar una familia. Una madre con su hija, es una familia. Existen muchos tipos de familia.

 

Desde Kybele Psicología queremos apoyar a las familias. Realizamos terapias diseñadas especialmente para ellas y estudiamos su caso concreto. Además tenemos descuentos para familias así os supone un menor coste económico.

 

Consideramos tan importante el núcleo familiar que es la base emocional sobre lo que se equilibra la persona. Es el apoyo principal y más importante para todos los miembros que la forman. Es por ello, que los conflictos dentro de la familia suponen una causa de estrés tremendamente fuerte y muchas veces no se solucionan problemas, simplemente se acostumbran a vivir de esa manera, hasta que cada vez van a más los conflictos y llega un momento que la familia se rompe. Antes de llegar a esa situación tan drástica te proponemos una solución como medida preventiva y es darte cuenta de que hay que tomar medidas y no aguantar esa situación. El tiempo sólo lo va a empeorar, es mejor reaccionar a tiempo y no esperar a que la situación sea límite. Una de las medidas es acudir a nuestros profesionales en psicología que te orientarán no sólo a solucionar tu problema, si no a que no se vuelva a producir más. Te enseñarán a aceptar nuevas situaciones, saber resolver conflictos, mejorar la comunicación con la pareja, los hijos...Estas son algunas de las herramientas que nos ayudarán a sentirnos más conectados con nuestras familias y con nosotros mismos.

 

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.