Relaciones Padres con Hijos

 

La sociedad no está preparada para los padres. Demasiadas responsabilidades y presiones en el trabajo, con la familia, con los amigos , con las tareas del hogar... Es muy común la sensación de desbordamiento y de no poder con todo. Por otro lado, los hijos pertenecen a una generación muy distinta, y el estilo educativo en el que los padres actuales fueron criados difiere mucho de lo que la generación de los hijos necesita. De esta forma, se puede entender ese desbordamiento y esa ansiedad, fruto por un lado de las presiones del ambiente y por otro lado con una falta de modelos que realmente sirvan para esta generación. Es por ello que creemos necesario cubrir esa necesidad, ofreciendo esta terapia en paralelo con padres y con hijos. Donde el mismo terapeuta tiene sesiones individuales con los padres (se abordan objetivos tanto particulares como referentes al rol de padres y por añadidura a su rol de hijos, descubriendo modelos heredados psicológicamente) y sesiones individuales con los hijos (se abordan objetivos particulares de cada uno y otros referentes a su interacción con los padres y hermanos).

 

En otros casos, no realizamos terapia con los hijos y si con los padres o incluso con otros miembros de la estructura familiar dependiendo del caso particular.

 

Los temas de las terapias que tratamos son muy diversos. Mencionamos a continuación algunos casos.

 

Duelo por la pérdida de un hijo

Es uno de los hechos más estresantes y más dolorosos dentro de una pareja independientemente de la edad que tenga el niño o si tienen más hijos dentro de la familia. Es una experiencia muy dura, difícil y dolorosa. Los padres procuran proteger a sus hijos, y la pérdida de uno de ellos se vive además como un fracaso y algo antinatural.

 

La duración de un duelo suelo oscilar entre uno o dos años, pero en este caso se puede alargar mucho más y con muchas recaídas emocionales. La relación de pareja se ve muy afectada y los reproches y sentimientos de culpa pueden ser habituales.

 

Es necesario reconducir la situación o la estructura familiar corre el riesgo de sufrir una ruptura importante. Superar el dolor y encontrar nuevas motivaciones, nuevas formas de vida es el punto central de esta terapia, tanto para los padres como para otros hijos de la pareja, así como otros miembros de la familia que lo soliciten como los abuelos.

 

Estrés de los padres primerizos

Tener un hijo es una experiencia maravillosa, pero también estresante y más para los padres primerizos que se encuentran con mucha ilusión, pero también con muchas dudas. Las noches en vela, cambios en el estilo de vida...derivan en una sensación de estrés que es bueno saber cómo controlar. A esto se le suma la depresión post parto de la madre que se manifiesta después de dar a luz, entre las 8 y las 14 semanas, los síntomas suelen ser la tristeza, sentimientos de culpa, falta de concentración y un sentimiento de no ser capaz de cuidar al bebé. En nuestra terapia te orientamos para saber controlar estas emociones.

 

 

Comunicación con los hijos. Resolución de conflictos

La mejor vía para tener una familia unida es la comunicación, aunque muchas veces no se sabe cómo conseguirlo y más cómo hablar con hijos adolescentes , por ejemplo. En nuestra terapia te damos las claves para mejorar esa comunicación y para saber cómo solucionar conflictos de forma adecuada. Algo realmente importante es escuchar de forma activa las solicitudes de los hijos, lo que nos piden y qué es lo que realmente nos quieren trasmitir. Saber responder de forma clara y dejando de lado los sentimientos negativos, culpa, ira, resentimiento..que no hace sino bloquear otro futuro encuentro comunicativo con el hijo.

 

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.