Separaciones y Divorcios


Los hijos se sienten asustados y confundidos y temen por su seguridad personal ante la separación o divorcio de los padres. Algunas veces pueden llegara a pensar que ellos son las causas del conflicto. Por ello, creemos necesario realizar este tipo de terapia en la que asesoramos a los padres la mejor manera de realizar esta nueva vida minimizando el impacto emocional en los hijos. Dependiendo del caso, podemos tener sesiones con los padres o con los hijos o con ambos. Algunas de las situaciones más comunes que tratamos, son las siguientes.

 

Asesoramiento en proceso inicial.

Comunicación a  los hijos.

Uno de los casos más demandados es cómo dar la noticia a los hijos de esta separación. Es muy importante este momento y cómo lo viven los hijos, ya que permanecerá en su memoria cómo algo traumático o no, dependiendo de cómo lo vivan. Es conveniente en este caso, realizar también sesiones con los hijos para reducir el impacto emocional que pueda suponer en sentimientos como la ansiedad o la depresión.

 

Pautas comunes para padres separados

Una vez que se ha producido el anuncio, es bueno que los padres se pongan de acuerdo en algunos puntas, pautas comunes para la educación de sus hijos. Es cierto que los hijos tienen que repartirse entre dos casas y que en cada una de ellas tendrán una determinada forma de convivir, pero es bueno que no sea excesivamente distinto. Además de existir unas pautas de respeto como el de no consentir a los hijos que no hagan chantaje, diciendo es que mi madre o padre si me deja hacer . Los padres deben entender que se han separado de la pareja, pero no de los hijos y que deberán ponerse de acuerdo en algunos aspectos. Si esto lo realizan al principio de la ruptura, mucho mejor, para todos.

 

Celos y nuevas parejas . Aceptación de los hijos

Otro de los grandes problemas es cuando los padres tienen otra pareja y los hijos no lo aceptan. Muchas veces sienten celos y creen que uno de sus padres y la nueva pareja formarán otra familia y le olvidarán a él. Otras veces tienen idealizaciones y creen que sus padres volverán a juntarse y volver a ser una familia. En ocasiones la nueva pareja no sabe cómo comportarse con el hijo y también necesita asesoramiento para saber cómo actuar. En definitiva es una nueva estructura familiar en la que es necesario establecer una armonía ay equilibrio emocional para su mejor funcionamiento.

 

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.