Trastornos del Sueño

 

El insomnio es un trastorno caracterizado por la reducción de la capacidad de dormir como consecuencia de factores psicológicos, biológicos y/o ambientales. Dado que la necesidad del sueño está determinada por diferentes factores(edad, sexo, patrones de sueño, etc.) debemos valorar en cada caso particular qué grado de problema supone esta disminución de la capacidad de dormir. Para ello podemos tener en cuenta algunas de estas claves: si el tiempo que permaneces despierto por la noche es superior a 30 minutos, si el tiempo total de sueño por la noche es inferior a 6 horas y media, si los síntomas se presentan tres o más veces por semana, si tienen somnolencia diurna y decremento del rendimiento...

Este trastorno es el más frecuente en la población . Es preciso acudir al psicólogo y que te asesore sobre el mejor tratamiento y pautas para mejorar el sueño. De esta forma estaremos más saludables y podremos encontrar soluciones a los problemas que nos agobian.

Describimos a continuación algunos de los tipos de insomnio.

 

Apnea del sueño

Consiste en una alteración de la respiración caracterizada por una interrupción repetitiva y de duración de más de 10 segundos del flujo del aire por la nariz y boca, que aparece durante el sueño. Cada apnea tiene una duración entre 10 y 120 segundos o más, siendo más duraderas durante el sueño MOR, en la fase del sueño más profunda. Las complicaciones médicas son numerosas y graves, afectando principalmente al sistema cardiovascular, cerebrovascular y respiratorio.

 

Narcolepsia

Este síndrome está integrado por 4 síntomas: somnolencia diurna excesiva, cataplexia, parálisis del sueño y alucinaciones. En general hay pocos casos en los que aparezcan los 4 síntomas, siendo la somnolencia el más común de ellos. En la somnolencia se dar lugar períodos cortos de sueño diurno que se pueden prevenir mediante un esfuerzo voluntario. Estos ataques se producen en momentos no apropiados y suelen durar entre 10 y 15 minutos.

 

La cataplexia consiste en una repentina disminución o pérdida del tono muscular estando consciente y suele estar provocada por emociones intensas. La parálisis del sueño se produce cuando la persona se queda dormida o al despertar y experimenta la sensación de no poder mover ningún musculo. Tienen duración variable, desde pocos segundos a varios minutos, terminando con un movimiento vigoroso de los ojos o al ser tocado. Por último, algunos pacientes, cuando están medio dormidos, experimentan alucinaciones visuales o auditivas, vívidas y terroríficas, que normalmente coinciden con las parálisis del sueño.

 

Sonambulismo

Se caracteriza por una secuencia de comportamientos complejos ocurridos durante el sueño de ondas lentas, es decir, el más ligero, generalmente en el principio de la noche. Se inicia con movimientos corporales que pueden llevar a la persona sentarse en la cama de una forma brusca e incluso levantarse y comenzar a deambular. El sonámbulo mantiene los ojos abiertos y fijos, siendo capaz de inspeccionar el ambiente. Podría tener una base hereditaria, dado que presenta una mayor incidencia entre niños cuyos padres fueron sonámbulos que en la población normal.

 

Somniloquio

El somniloquio es el habla o la emisión de sonidos con significado psicológico durante el sueño sin que exista una concepción crítica subjetiva durante el episodio. El habla puede ir desde simples sonidos sin sentido hasta un pequeño discurso. Si se produce en la infancia no es signo de un trastorno psicológico, pero si se mantiene hasta la edad adulta podría estar asociado a cuadros de ansiedad. Es recomendable, entonces, acudir a nuestro especialistas que le podrán asesorar.

 

Bruxismo

El bruxismo asociado al sueño se caracteriza por una actividad rítmica de los músculos que mueven la mandíbula y provocan una serie de contracciones forzadas de estas. así como una fricción de los dientes que provoca un ruido muy molesto. Por el día manifiestas tener somnolencia y dolor de cabeza. Están implicados factores fisiológicos y psicológicos.

 

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.